Vegetarianismo y lactancia

No existe diferencia entre madres vegetarianas o no vegetarianas: la leche materna es la mejor y más rica fuente de nutrientes para el bebé.

Vegetarianismo_Lactancia_f2

La Organización Mundial de la Salud indica que la lactancia no sólo es buena para el bebé sino también para la madre ya que disminuye el riesgo de enfermedades. Se recomienda dar de mamar al bebé por lo menos, y como mínimo, durante el primer año de vida.

La leche materna sigue siendo el único alimento de tu bebé durante los primeros seis meses y un complemento importante de los alimentos sólidos por el tiempo que dure el amamantamiento. Para que tu leche sea una buena fuente de nutrientes debes seguir manteniendo una alimentación equilibrada como lo hiciste durante el embarazo, asegurándote consumir las proteínas y vitaminas necesarias para su desarrollo.

Uno de los factores esenciales para llevar a término el embarazo y, obviamente, dar a luz un bebé saludable es la alimentación. Es recomendable que planifiques una dieta equilibrada. Esto significa elegir todo tipo de alimentos que estén presentes en la pirámide nutricional: pan, cereales, arroz, frutas, vegetales, carnes, pescado, legumbres.

Lo que consumas impacta directamente sobre la composición de la leche, especialmente las vitaminas. Como consecuencia de una mala alimentación, tu bebé sufrirá un déficit en su maduración, tendrá propensión a las enfermedades debido a la falta de anticuerpos, es factible que hasta tenga problemas para dormir, sufrirá inconvenientes en su piel. Además desarrollará patologías que evitarán su normal crecimiento.

La mayoría de los especialistas desaconseja una dieta estrictamente vegetariana (vegana) durante la lactancia. La madre lactante debe incrementar el aporte de energía, proteínas, vitaminas B12, A, C, y D.

comentarios