Síntomas de eccema

El eccema es una condición que puede ser difícil de diagnosticar, ya que en cada caso suelen presentarse distintos síntomas y con distinta intensidad. A veces es confundida con otros trastornos de la piel, como la dermatitis por contacto, o con una reacción alérgica a algún alimento.

SÍNTOMAS DE ECCEMA

Si el bebé presenta alguna alteración cutánea recurrente, es importante que sean observadores y estén atentos a todos los detalles. Su pediatra, además de examinar al bebé, necesitará hacerles varias preguntas. Un bebé que padece eccema puede presentar algunos o todos los siguientes síntomas:

• Piel moderada a severamente pruriginosa (la comezón separa al eccema de otras erupciones cutáneas)

• Enrojecimiento o irritación

• Erupción recurrente – piel reseca, enrojecida, escamosa o agrietada (en lactantes e infantes la erupción generalmente aparece en la cara, los codos o las rodillas. En adolescentes y adultos la erupción aparece más raramente en la cara y más comúnmente en las manos, el cuello, las superficies flexoras (internas) de codos y rodillas, y en los tobillos)

• Supuración acuosa de la piel.

• Piel áspera, curtida, engrosada.

• Lesiones que pueden estar infectadas por bacterias o virus. Un diagnóstico temprano y correcto es indispensable para que su bebé reciba el tratamiento adecuado. En caso de duda, recurran un dermatólogo infantil.

comentarios