Seminario especial para padres sobre el puerperio

Esta clase especial para hombres está enfocada en darte algunas pautas para que apruebes este riguroso examen que contempla un conjunto de cambios emocionales y corporales en tu pareja.

221_f2

Definiciones:

Puerperio:
Es el período de la mujer que comprende desde el alumbramiento hasta los 42 días luego del parto. En este tiempo el cuerpo de tu pareja irá volviendo a la normalidad luego de ¡9 meses de cambios continuos!
Los especialistas lo dividen en:

• Puerperio inmediato: que abarca las primeras 24 horas.

• Puerperio mediato: que abarca los primeros 10 días

• Puerperio alejado: que se extiende hasta los 42 días y finaliza muchas veces con el retorno de la menstruación.

Loquios:

Este término se refiere al flujo líquido que la mujer elimina durante este periodo (2) y está compuesto por sangre, moco y tejido placentario. Su textura y color varían con el pasar de los días pero no es buena señal si huele mal. Por regla general, el flujo loquial dura alrededor de 15 días. Para que te des una idea, se calcula que:

En los primeros 5 días, se elimina la cantidad de 800 a 1000 grs, para llegar en total a 1500 grs. en el resto del puerperio.

Controles médicos:

La gran mayoría de las posibles complicaciones en esta etapa son consecuencia de enfermedades existentes o desencadenadas en las etapas anteriores del embarazo, parto o alumbramiento. Sin embargo, es importante que en esta etapa se cumplan algunos cuidados y controles. El médico ginecólogo, por ejemplo, deberá revisar a tu mujer a los 7 días del parto y luego, a los 14 días. Asegúrate que tenga presente estas consultas, ya que puede que todos estén atentos al bebé recién nacido, pero la salud de la flamante mamá es muy importante también.

Los cuidados en el hogar:

El principal objetivo en esta etapa es prevenir infecciones. Por este motivo es aconsejable que la mamá siga pautas de higiene evitando baños de inmersión. Bastará con un simple lavado externo, con agua hervida y jabón.

En caso de tener una herida porque el parto fue por cesárea o bien tuvo una episiotomía, es importante que la herida se mantenga seca.

Los apósitos deben cambiarse con frecuencia, por lo que puedes colaborar (5) estando atento a que no falten en el botiquín de la casa.

Fuente:
• Dirección Nacional de Maternidad e Infancia – Argentina

• PROPUESTA NORMATIVA PERINATAL TOMO V

• ATENCIÓN DEL PUERPERIO Y PREVENCIÓN DE LAS SECUELAS INVALIDANTES DEL POSPARTO

• Buenos Aires, febrero de 1997

comentarios