Semana 24: los seis meses

Llegaron los seis meses, y con ellos, una nueva visita al médico. Además, si estás preocupada por los kilos que engordaste, te dejamos algunos tips muy útiles.

392_f2


Nueva visita al médico

A los seis meses hay que realizar una nueva visita al médico. Aparte del peso y la altura, va a controlar cómo está desarrollándose tu bebé (¡qué lindo comparar cómo creció desde la primera vez!). Entre otras cosas va a palpar su cabeza y se va a fijar como la mueve, qué sonidos hace, si logra darse vuelta y agarrar objetos, cómo se para, qué come y qué alimentos rechaza, cuál es el patrón de sueño, si llora mucho, o si ya tiene algún vestigio de dientes.

También te va a preguntar mucho sobre su vista, su oído y la interacción con la familia y el entorno. Todos los bebés tienen diferentes ritmos de crecimiento, algunos tardan más y otros menos en alcanzar determinadas habilidades, pero estas pruebas sirven para detectar a tiempo si existe algún problema. Una vez más, no dejes de consultarle cualquier duda que tengas sobre su salud, desarrollo o alimentación. Es muy práctico llevar anotadas las preguntas para que tu pediatra aclare tus dudas.

Posiblemente te recomiende comenzar a introducir los sólidos en la alimentación de tu bebé. De acuerdo a cómo evalúe a tu bebé, te recomendará qué alimentos darle y en qué cantidad. ¡Prepárate para una nueva experiencia!

Por otro lado, una de las ventajas de un bebé más desarrollado y activo es que puede girar sobre sí mismo. Esta habilidad reduce los riesgos del Síndrome de Muerte Súbita, ya que son capaces de darse vuelta cuando están durmiendo.

Recuperando tu silueta, recuperando energías

• Si seguís preocupada por bajar esos kilos de más del embarazo, o simplemente quieres hacer gimnasia para recuperar energía, podes incluir a tu bebé en ejercicios muy simples y gratificantes. Parece obvio, pero lo mejor son las caminatas con tu bebé en el cochecito. Caminar a ritmo parejo regularmente es muy recomendado para movilizar todos tus músculos mientras recuperas aire y, de paso, no estás encerrada todo el día en casa.
• Los especialistas también recomiendan la natación. Es muy positivo para los dos: te ayuda a relajarte y recuperar tonificación en los músculos; para él el agua es una aventura fascinante para chapotear.
• Otra opción saludable y divertida es bailar al ritmo de la música. Con tu bebé a upa, o sentado moviendo los brazos, ambos pasarán un momento energizante.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×