Pintura para pintar con los dedos

Con un poco de imaginación y pocos elementos domésticos podemos compartir un divertido momento con los niños. Una bella propuesta es pintar con los dedos y, para eso, aquí va una sencilla receta para hacer pintura comestible para bebés.

Qué necesitan:

• 75 g de harina común
• 900 cc de agua
• 150 g de fécula de maíz
• Colorante para alimentos

Cómo se hace:

En una cacerola mezclar la harina común con el agua. Llévenla al fuego y revuelvan esta masa semilíquida hasta que hierva. Agregar el almidón de maíz disuelta en 4 cucharadas de agua fría y hervir hasta que la mezcla espese. Dejar enfriar y colocar en recipientes diferentes para teñirlos con 4 o 5 gotitas de colorante para alimentos.

Más ideas

Son muchos los objetos que tenemos en casa que podemos poner al servicio de este tipo de actividades. En este caso, los recipientes para las pinturas pueden ser los vasos de yogur o de helado. Incluso, una caja plástica de huevos puede ser la paleta para nuestro pequeño pintor. El objetivo es inculcar a nuestros hijos que no es necesario gastar dinero para compartir horas de diversión y, además, es una buena excusa para estimularlo a fabricar sus propios juguetes dejando que manifieste:

• Creatividad
• Habilidad
• Sentido estético

Otro punto importante para destacar es que en toda actividad compartida es clave que los padres demuestren entusiasmo y elogien los avances del niño. Además, tengan en cuenta el espacio físico donde poner en práctica diversos juegos ya que para ello no es necesario limitarse al interior de la casa. Una plaza, la terraza, el patio o el jardín del hogar pueden ser buenas alternativas para disfrutar de un juego creativo en familia.

comentarios