Evaluando el presupuesto familiar

Aunque todavía falten meses para la llegada de la guagua, el embarazo es el momento más indicado para comenzar a planificar cómo será la nueva economía familiar. Para eso es imprescindible que evalúen el presupuesto familiar.

Presupuesto familiar luego de un bebé-2

¿Por dónde empezar?

• Por lo general: primero, tienen que tener bien en claro, son los ingresos que tienen todos los meses.
• En segundo lugar, se puede hacer un pedido completo y claro de cuánto dinero se destina a alimentos, cuánto a la salud, cuánto a servicios, cuánto a mantener el automóvil, cuánto a ropa y cuánto a un alquiler y gastos de la casa (puedes tomar los últimos días) dos meses como referencia).
• Ahora llegó el momento de hacer cuentas: calculen qué porcentaje de los ingresos representan cada uno de esos grandes rubros de gastos. Llega este punto a un notario que con todos esos gastos no llega a cubrir el 100% de los ingresos. Y eso nos lleva a algo fundamental pero que a veces tenemos en cuenta: los gastos ocasionales.
• El porcentaje que sobró después de esa contabilidad minuciosa en el dinero que se va en pequeños gastos, compras de último momento, o también en los gustos que nos damos tanto en tanto que los que no solemos dar importancia. Cabe la posibilidad también de que la posibilidad de ahorrar para futuras eventualidades.

Pensar en las finanzas

Otro aspecto importante del presupuesto es cómo se maneja financieramente: ¿qué cosas pagas en efectivo? ¿Cuáles son sus medios financieros (tarjeta de crédito)? Diferenciar estas formas de pago a la vista, ventajas claras y desventajas, de acuerdo a cuál sea el rubro en que lo usen: por ejemplo, los servicios más serios son más económicos si es abonado con una tarjeta (algunos tienen créditos y planos más cómodos) , por su fecha de vencimiento en otros casos, no disponible, automáticamente, pagos pagaderos, pero sí abonar en efectivo, etc.

Autoevaluación del presupuesto

La evaluación del presupuesto también implica un ejercicio de sinceridad: pregúntense si ahorran cada mes, cuánto, cuánto, y también si usted quiere ahorrar más. Para que es un servicio que no tiene los pequeños gastos invisibles: nadie dice que no hay que dar de comer, que no vayan a comer a los restaurantes y nada por el estilo, pero es posible que haya algunos de esos gastos haya algunos superfluos o mal realizados.

Si hace este ejercicio un hábito durante el embarazo cuando nazca, el bebé les resultará mucho más sencillo, la economía familiar a las nuevas necesidades y exigencias que se vayan planteando.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×