El postparto luego de una episiotomía

La episiotomía como uno de los procedimientos quirúrgicos más realizados durante el parto natural, necesita cuidados y recomendaciones especiales, conocerlos te ayudará a estar preparada para el momento del alumbramiento.

Cuidados luego de una episiotomia-2

Si tu bebe nace a través del canal del parto –en forma natural— es probable que se te practique una episiotomía. Es uno de los procedimientos quirúrgicos más prevalentes en el mundo durante la atención del parto. Sin embargo, su práctica depende de escuelas o “modas” médicas. La experiencia mundial es la siguiente:

• Hungría la reporta en el 100 por ciento de los partos
• América Latina en el 92 por ciento de los alumbramientos
• En algunos países del Primer Mundo, como Holanda, apenas en el 8 por ciento de los partos.

Si ingresas al puerperio (el periodo de transformación anatómica y fisiológica que se inicia después del parto y que finaliza con el retorno de la menstruación) con una episiotomía, es posible que ese pequeño corte aumente algunos de tus dolores después de dar a luz y que limite por unos días tu capacidad para moverte con mayor libertad.

La higiene íntima

Como la episiotomía es una cirugía, es importante que estés advertida sobre el modo en que debe higienizarse la sutura. Para que la cicatrización se realice en buenas condiciones es importante que tu médico te indique de qué modo deberás higienizar la zona perineal. En general, se recomienda:

• La higienización tres veces por día con antisépticos diluidos en agua (merthiolate u otros).
• La técnica sugerida es derramar el líquido –haciendo uso de una gasa—en sentido anteroposterior (de adelante hacia atrás)
• Evitar las duchas vaginales y el uso de bidet.
• La zona debe mantenerse limpia, seca y cubierta con apósitos estériles durante los primeros días posteriores al parto.

comentarios